domingo, 6 de noviembre de 2016

El plátano


Un interno empuja fatigosamente el carro metálico que porta el desayuno para el módulo norte. El funcionario camina a su lado. Una pieza de fruta muy madura se estrella en el suelo, justo entre ambos, salpicándolos. De la única ventana abierta en la galería situada sobre ellos, sale un sonoro '¡FASCISTA!'.


El interno encargado de empujar el carro mira lentamente a ambos lados y hacia abajo, y con voz muy baja, como no queriendo agravar aún más la situación, informa al funcionario.
-Nos han tirado un plátano... - 

El funcionario mira hacia la ventana abierta. Conoce al ocupante de la celda a la que pertenece, un caboverdiano bastante conflictivo. Se gira hacia el interno que le acompaña, y le contesta:
- Ya ves, el mundo al revés. Un negro nos ha tirado un plátano. Estoy por irme corriendo hasta Melilla y saltar la valla hacia África, sólo por seguir la corriente.-
El interno pone cara de no entender, y ambos siguen su camino, que el desayuno en el carro se está enfriando.
Queda mucho día por delante.

1 comentario: